Un trabajador del banco, estubo haciendo unas transferencias pequeñas y breves a sus distingidos clientes, cuando derrepente se quedo dormido por el cansancio y empezo a teclear. 222 222 222 222, con la mala suerte de al despertar clickear en la tecla intro i enviar esa cantidad desorvitada de dinero a uno de sus clientes.

Tras el pequeño descuido, el trabajor de la sucursal culpo a la supervisora, que fue despedida por no verificar la transaccion de 295.000.000. Una injusticia que la “Corte Laboral”, investigo y determino el caso diciendo que la supervisora avia sido inocente, dado a que todo fue por un error un mano sin malas intencions, aun que si le devian de dar un pequeño toque de atencion.¿Que paso con todo el dinero? Bueno otro empleado del banco detecto el error, y solicito que se devolviera el ingreso. Imaginaros la cara del cliente al que le transfirieron el dinero cuando vea en su cuenta que han entrado i han salido tantos millones de la nada… Yo staria estupefacto.

Fuente: TimeNewsFeed / Leido en: ElMundoCurioso

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

 
Loading Disqus Comments ...