Increibles animales capaces de adivinar el futuro, ¿creíble o increíble?
Vota esta página

Los perros podrían predecir terremotos y otros desastres naturales.

El mundial de fútbol de Sudáfrica 2010 contó con una estrella muy particular: sin usar camisetas ni botines, sus jugadas fueron capaces de despertar ira y admiración en distintos puntos del planeta, su fama se extendió como la pólvora. Se trató del célebre pulpo Paul, un octópodo del acuario alemán Sea Life Centre que inició su carrera como profeta en 2008 y saltó a la fama dos años después por acertar todos los resultados de su país en el torneo de la FIFA, además de la final entre Holanda y España.

El pulpo Paul formó parte de un reducido número de animales a los que les atribuyen poderes extrasensoriales, premonitorios. Otros, se dice que tienen la capacidad de predecir catástrofes climáticas o la muerte en los humanos. Pero, ¿cuánto hay de cierto en todo esto? Eso es lo que se propone averiguar la tercera temporada de la serie Creíble o increíble, que estrena el 13 de agosto a las 23:00. En el episodio cinco, William Shatner intenta encontrar una explicación lógica a los extraños comportamiento de estas criaturas.

Además de relatar el caso del pulpo Paul, el capítulo introduce la historia de perros que se suicidan en un puente de Escocia y un gato doméstico que hace un viaje épico para encontrar a sus dueños.

¿No puedes esperar más? Te presentamos algunos animales que saltaron a la fama por su supuesta capacidad de predecir el futuro.

El pulpo Paul, el oráculo del Mundial 2010

La historia es conocida por todos: desde que nació en 2008, Paul fue visto por los cuidadores del acuario Sea Life Centre en Oberhausen, Alemania, como un oráculo viviente. A los pocos meses de vida, este pulpo común (Octopus vulgaris) fue capaz de adivinar el resultado de cuatro partidos de la Eurocopa: lo hizo antes de cada encuentro, escogiendo entre dos contenedores idénticos de comida. Cada uno estaba marcado con la bandera de un país y el primero en ser abierto sería el equipo ganador.

Pulpo común, especie a la que pertenecía Paul

Este mismo método de antes fue utilizado en el mundial de Sudáfrica dos años después, donde Paul fue capaz de acertar todos los resultados de Alemania y del partido final entre Holanda y España.

No es ninguna casualidad que el animal elegido haya sido un pulpo: se sabe que esta especie originaria del mar Mediterráneo y del Atlántico oriental es la más inteligente entre los invertebrados. Además de contar con una memoria increíble, los octópodos emplean habilidosas técnicas para escapar de sus depredadores, que incluyen el camuflaje en el entorno, el lanzamiento de una tinta negra para bloquear la visión del rival y la capacidad de desprenderse de un brazo si está atrapado.

A pesar de las mencionadas características, pocos son los que creen que Paul haya sido un verdadero adivinador. Entre las hipótesis, se dice que el pulpo fallecido en octubre de 2010 –aparentemente por ‘causas naturales’, a pesar de haber sufrido varias amenazas de muerte- era entrenado por los cuidadores del acuario para seleccionar la bandera Alemana. Otras teorías más complejas –como la del profesor Radu Craiu que aparece en el capítulo-, sostienen que los aciertos responden a un sistema de cálculos y estadísticas.

Luego del éxito que alcanzó el cefalópodo hace cuatro años atrás, para este Mundial 2014 se propuso hacer lo mismo con pandas de una reserva China. Sin embargo, las autoridades se negaron a utilizar a estos mamíferos para el espectáculo por representar un riesgo para su vida.

Shurik, la rata adivina de los Juegos Olímpicos

Una rata fue elegida como el oráculo para los Juegos de Sochi

Aunque mucho menos conocida que el pulpo Paul, la rata Shurik se hizo famosa hace pocos meses de la mano en los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014. El animal fue ofrecido por biólogos de la universidad rusa Tomsk con el fin de predecir los resultados del equipo nacional de hockey masculino.

Antes de cada partido de fútbol, el roedor debió elegir entre dos recipientes llenos de pasas y azúcar, cada uno con la bandera de los rivales. En la primera prueba, Shurik se inclinó sin dudarlo hacia el contenedor ruso: horas más tarde, el equipo ganó a Eslovenia por cinco a dos. En la segunda, volvió a acertar, indicando la victoria nacional ante Noruega. Aunque su éxito duró poco –no fue capaz de predecir la derrota en los cuartos de final-, el simpático roedor pasó a la historia como uno de los animales adivinos de este encuentro deportivo: lo acompañaron las nutrias Ashley y Harry, y la coneja Varezhka.

Como explica Elizaveta Gul, una de las estudiantes de la universidad, las ratas tienen muy bien desarrollados los sentidos, lo que les permite ver y oír lo que es imperceptible a los humanos. Además, hace tiempo se conoce que estos animales son muy inteligentes, dado que tienen una gran capacidad de comprender situaciones y tomar decisiones.

Si bien no pudo comprobarse cómo esto puede estar relacionado con los aciertos de Shurik, miembros de la universidad continúan afirmando que tiene habilidades especiales para conocer el futuro.

Perros que predicen terremotos

La labradora Sophie puede anunciar la llegada de un terremoto

En enero de 2010, Sophie -una preciosa labradora blanca- comenzó a correr para alertar a sus dueños sobre la llegada de un terremoto en California. Pero ella no es la única con esta capacidad: históricamente se dijo que los perros pueden predecir desastres naturales, manifestándose a través de movimientos erráticos, aullidos y hasta mordeduras.

Incluso, los testimonios de algunos dueños permitieron pronosticar fenómenos de esta índole en otras ocasiones, como el terremoto de 1975 en Haicheng, China: luego de observar una conducta extraña en varios canes, las autoridades ordenaron evacuar la ciudad. A los pocos días se produjo un sismo de 7,3 grados de magnitud, logrando de esta manera salvar la vida de miles de personas.

Si bien algunos geólogos no creen en los cambios de conducta de los perros –alegando que es un efecto psicológico de las personas días después del fenómeno-, está demostrado que estos animales tienen una habilidad sensorial mucho mayor a la de los humanos y por eso pueden sentir de antemano vibraciones o cambios en la presión de aire de la Tierra. A diferencia de lo que muchos creen, no se trata de un poder sobrenatural o una capacidad de predecir el futuro, sino de una mayor sensibilidad que no responde a ningún tipo de condición paranormal.

¿Creíble o increíble?, ¿qué opinas acerca de estas experiencias?

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

 
Loading Disqus Comments ...