La llamada lluvia de estrellas Dracónidas en acción
Vota esta página

Se trata de la lluvia de estrellas más lenta y elegante que existe y, por tanto, la más fácil de observar, las Dracónidas, alcanzó su máximo en la noche de este pasado martes, espero que hayas sido uno de los afortunados que la haya visto.
Os contamos todo sobre este tema

© NASA

Aquellos que decidieron hechar una mirada al cielo pudieron ver a las estrellas fugaces ‘salir’ desde la llamada constelación de Draco, la que da nombre a esta impresionante lluvia de estrellas. El efecto tiene lugar cada octubre, cuando la Tierra pasa a través de las partículas que deja un cometa en especial. En este caso se trata del cometa 21P/Giacobini-Zinner –descubierto en 1900–, que gira alrededor del Sol cada 6.621 años. Cada dos revoluciones alrededor de nuestra estrella el cometa se aproxima a la Tierra y se hace visible, aunque por desgracia no a simple vista.

Las Dracónidas (conocidas también como las Giacobínidas) es una de las lluvias de meteoros más lentes que se conocen, ya que sus meteoros recorren unos 20 kilómetros por segundo, a diferencia de otras lluvias que conocemos, cuyos meteoros lo hacen a más de 70 kilómetros por segundo. Esto facilita mucho su observación: las estrellas fugaces de las Dracónicas se deslizan por el cielo suavemente, sin ninguna prisa, en vez de aparecer durante una fracción de segundo, como lo hacen otros meteoros.

El momento ideal y lugar para observar al detalle a las Dracónidas es después de la puesta del Sol (a diferencia de otras lluvias de estrellas, más observables en la noche), en el hemisferio Norte del planeta. Por desgracia, este año no es el mejor para contemplar la belleza de las Dracónidas, ya que el evento coincide con la Luna llena, precisan los astrónomos. Sin embargo, a finales de este mes tendrá lugar otra lluvia de estrellas, las Orionidas, a ver si en esta teneis más suerte.

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

 
Loading Disqus Comments ...