Se resuelve el misterio de una expedición británica que desapareció en 1845
Vota esta página

Al parecer se ha resuelto el misterio de un antiguo barco británico desaparecido del siglo XIX sin dejar rastro. El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ha confirmado que los restos del barco que se han hallado en el Ártico el mes pasado pertenecen a los de la antigua nave Erebus, misterio resuelto.


“Me satisface anunciar que el barco de la expedición Franklin localizado por la expedición Victoria Strait en septiembre ha sido identificado como el Erebus”, asi lo anunció el primer ministro Harper citado por CBC. Tambien señaló que este descubrimiento habia despertado el “interés de todos los canadienses y, en general, de todo el mundo.”

    Me satisface anunciar que el barco de la expedición Franklin localizado por la expedición Victoria Strait en septiembre ha sido identificado como el desaparecido Erebus

Desde la desaparición del barco en 1845 de la expedición del investigador británico del Ártico John Franklin ha habido numerosos intentos de encontrarla por parte de muchos investigadores, pero hasta ahora no había podido resolver parte del misterio sobre lo que le sucedió a Franklin, a las 129 personas de su tripulación y a los dos barcos que formaban la expedición.

“Sabemos que Franklin falleció en junio de 1847, pero la escueta nota dejada por la tripulación tras abandonar los barcos en el estrecho de Victoria no especificó lo ocurrido ni la causa de su muerte”, afirmó el arqueólogo que encabezó la investigación, Ryan Harris. Este añadió que “existen todo tipo de especulaciones, desde que fue enterrado en tierra, lanzado al mar o que quizá siga en su navío en algún lugar. Esperemos que las investigaciones arqueológicas sean capaces de dar respuesta a esta pregunta en los próximos años”.

Parece ser que los 129 tripulantes que componian la expedición perecieron a causa del terrible frío, el hambre, las enfrermedades y el envenenamiento con plomo (a través del agua de los barcos o las comidas enlatadas que transportaban). Los científicos que lo han estudiado también han concluido que algunos recurrieron al canibalismo para intentar sobrevivir a un fin inevitable.

En cuanto a las dos embarcaciones de la expedición, Terror y Erebus, se afirma que quedaron atrapadas en el hielo entre las islas Somerset y Prince of Wales por culpa de los errores cometidos por su comandante.

Hasta hoy no se sabía a cuál de las dos embarcaciones pertenecían los restos hallados a mediados de septiembre. Aún perdura la incertidubre alrededor del navío Terror.

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

 
Loading Disqus Comments ...