Solo tenia cinco semanas cuando lo abandonaron, este pequeño chihuahua llamado Digby ahora ha encontrado la felicidad y el amor en las patas de su nuevo gran amigo.

Digby fue llevado al Centro de Animales Southridge RSPCA en South Mimms, Inglaterra. Además de ser tratado por deshidratación extrema, también se encontraron algunas leves heridas.

A Digby lo encontraron abandonado entre dos contenedores de basura.

Nero, el perro de la izquierda, empequeñece a su amigo que pesa menos de medio kilo.

Nero actúaba como guardia personal de Digby mientras visitaba el centro diariamente.

Despues de haberlo pasado tan mal, este pequeño tiene por fin un gran amigo con el que poder pasar los dias, protegido y acompañado.

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

 
Loading Disqus Comments ...